titulo-caries-infantil

Cómo combatir la caries infantil

En la odontopediatria ideal debe existir un vínculo de unión entre el niño, los padres y el odontopediatra. Los padres se deben de responsabilizar de llevar al bebé a la consulta desde el primer año de vida. De esta forma no se llevará al niño a la clínica cuando ya tenga caries, sino para evitar que las tenga, así el niño se acostumbra al odontopediatra y lo ve como una figura positiva.

Paso a paso:  Hemos querido resaltar varios consejos que ayudan a disminuir la posibilidad de aparición de caries en la infancia:

1- Seguir los consejos de limpieza bucal de (“El cepillado dental, publicación de Junio 2016”).

2- Si el niño está enfermo consultar con su pediatra que jarabes, antibióticos y antiinflamatorios están libres de azucares, especialmente en pacientes crónicos.

La alimentación juega un papel decisivo, hacia los ocho meses de edad la lactancia materna se debe de suprimir por las noches, ya que esta contiene lactosa. Lo ideal a partir de los ocho meses es alternarla con alimentos semisólidos hasta el año de edad. Los hábitos alimenticios que se deben evitar son: endulzar los chupetes o biberones con azúcar o miel, no dar zumos de frutas con azucares añadidos y tener precaución con los purés de patata ya que contienen almidón.

alimentacion

3- No probar la comida con la misma cuchara que el bebé, ni chupar el chupete para limpiarlo, ni estar dando continuamente besos en la boca.

4- Una dosis de flúor correcta, a través de aguas embotelladas y aplicaciones de barniz de forma tópica por el profesional cada seis meses a partir de los dos año de vida hasta los seis. La administración de gotas y tabletas, de flúor, sal fluorada o leche fluorada como norma general no es necesaria en nuestro país.

A los 6 años: 

1- La alimentación a estas edades sigue siendo fundamental, evitar un exceso de patatas fritas, kétchup y bebidas carbonatadas.

2- En cambio se pueden tomar, golosinas y chicles sin azúcar y con xilitol.

golosinas

3- Se sustituyen las aplicaciones de barniz de flúor por cubetas con gel de flúor cada seis meses hasta la finalización de la dentición permanente, hacia los doce años de edad.

4- El profesional valorará las fosas y fisuras de las muelas definitivas para la colocación de selladores.

 

Comparte esta entrada en tus redes sociales